miércoles, 16 de junio de 2010

MURAL EN LA CLINICA DE LA CIUDAD DE ENSENADA. "EQUIDAD SANITARIA""EL HOMBRE NUEVO"

A principios del 2010, fuí contratado por el director de la Clínica de la ciudad de Ensenada, para realizar un mural en técnica de Esgrafiado en el frente de la misma.
A partir de algunas reuniones que tuve con él, pautamos la temática del mural.
Llegamos a la conclusión de que la obra debería representar, la equidad sanitaria para ricos y pobres como así también rendir homenaje a dos médicos reconocidos en la historia del país.

El boceto.

En un principio el boceto que presenté rendía homenaje solo al doctor Ramón Carrillo.
Pero a medida que se fue charlando se sumó la idea de rendir homenaje a Ernesto Che Guevara que también había sido médico y cuyo viaje por latino América le sirvió para tomar conciencia del estado de desdicha en la que se encontraba la sociedad de Latino América.
Tenía en mi bagaje simbólico por un lado al Che y por el otro al símbolo típico de la medicina, ese bastón con dos alas, en el cual se enrosca una serpiente.
Decidí fundirlos y representar al che con las alas desplegadas, eje de una váscula, y , reemplacé la serpiente por una cinta de papel con la leyenda "EL HOMBRE NUEVO".




Con esto quería representar las ideas de igualdad, el Che dando equilibrio, solo faltaba poner los símbolos en los platos de la balanza, y fue así que agregué en cada sitio a los ricos y a los pobres.
Los ricos como una pareja de traje y vestido de gala y los pobres , los representé como una madre harapienta, despeindada, de rodillas con un hijo pequeño con un juguete remendado.
A la izquierda del mural se observa el retrato imponente del Doctor Ramón Carrillo oscultando a un bebé en cuya espalda esta dibujado el mapa de la Argentina.

Ramón Carrillo:
Como todos sabemos Ramón Carillo Hacia 1933 vuelve a Buenos Aires consagrado con tan sólo 27 años como uno de los más brillantes neurocirujanos de la época. El 23 de mayo de 1946 se crea la Secretaría de Salud Pública de la Nación con rango de Ministerio. Carrillo es designado al frente de la nueva Secretaría el 29 de mayo y confirmado en junio al asumir Perón como Presidente de la Nación. Al frente de la Secretaría, Carrillo se encuentra con falta de camas y hospitales, poco personal técnico, bajos sueldos, déficit de abastecimiento en rubros elementales, ausencia de sistema administrativo, inexistencia de seguros sociales, entre otras cosas. También es de resaltar los altos índices de mortalidad infantil, la tuberculosis que diezmaba a las poblaciones rurales y el paludismo, la fiebre amarilla y el mal de Chagas que sufrían varias de las provincias argentinas. Esta situación caótica fue la que lo llevó a poner en marcha una etapa de transformaciones. La política sanitaria de Carrillo estaba fundamentada en tres principios: 1. Todos los hombres tienen igual derecho a la vida y a la sanidad; 2. No puede haber política sanitaria sin política social; 3. De nada sirven las conquistas de la técnica médica si ésta no puede llegar al pueblo por medio de dispositivos adecuados. Estos conceptos son la base de un cuerpo doctrinario que fundamenta la política de salud justicialista.



El primer paso de Carrillo fue realizar un estudio integral de los problemas de salud en la República Argentina, siendo el primer sanitarista en realizar un trabajo semejante. Fundo gran cantidad de hospitales y llevó su sistemas de salud a sitios donde jamás había llegado un médico.

Esto un poco cierra el contenido de su imagen en el mural.



Hablando un poco sobre el trabajo en el muro, lo que había empezado con la ayuda de amigos y alumnos del taller de muralismo, se sumó la participación de algunos vecinos que quisieron participar en la realización del mural.
Cinco días completos tardamos en concluirlo, trabajamos de 6 de la mañana hasta principios de la madrugada del otro día.




Estuvimos alojados en una habitación de la clínica y non llevában al andamio la comida en las típicas bandejas de emfermos.
Eramos como pacientes semi ambulatorios que padecían de muralítis aguda.
Recuerdo que uno de los días hizo 40 grados y trabajamos al pleno sol con trapos mojados en la cabeza y una media sombra sobre el andamio.
Todo esto lo cuento con mucha pasión y no para quejarme dado que amo lo que hago y todo es parte de la gran aventura que es hacer muralismo.



Por todos los momentos vividos, y por ser compañeros en esta batalla de espátulas y cuchillos contra el muro quiero agradecer a mis ayudantes alumnos y amigos que participaron de esta obra.
A Carlos Goméz, Mara Valdéz, Marino Osquiguil, Omar Sirena, Lichi, Melina Slobodián y al Director Juan Manuel de Rosa, MUCHÍSIMAS GRACIAS.




Autor CRISTIAN DEL VITTO (año 2010)

1 comentario:

Susana Velasco Martínez dijo...

muy buen mural, Cristian, con actitud reivindicativa: sanidad para todos.
... y con polémica asegurada... que hablen y que digan, pero que disfruten de tu arte.
un abrazo